Las calles de Vancouver se asfaltarán con ….. residuos plásticos

| 2 diciembre 2012 | 0 Comentarios

Operarios asfaltando una calle en Vancouver (Canadá) con una mezcla de asfalto y residuos plásticos

Según el último Informe de Calidad de Vida Global del Economist Intelligence Unit (EIU), una unidad de negocios independiente del grupo The Economist, la bonita ciudad de Vancouver (Canadá) es un buen lugar para vivir, ocupando la tercera plaza de un ranking a nivel mundial.

Pero su impacto medioambiental es actualmente insostenible, por ello, los funcionarios de la ciudad han trazado un ambicioso plan para convertirla en la ciudad más sostenible del mundo para el 2020. Para ayudar a conseguirlo, entre otras muchas medidas, están desarrollando una nueva mezcla asfáltica para pavimentar sus calles, que utilizará los residuos plásticos que los ciudadanos concienciados depositan en los contenedores azules de separación de residuos.

Un equipo de funcionarios, que incluye a Peter Bremner y Jeff Markovic de Kent Services, ha estado trabajando con la empresa GreenMantra (de Toronto), para desarrollar un nuevo proceso que permita convertir el 100% del plástico post-consumo en un compuesto, una especie de cera, que se pueda mezclar con el asfalto convencional para pavimentar las calles de la ciudad.

“Las mezclas de asfalto caliente no son algo nuevo, pero lo que sí es único de nuestra aplicación es que utiliza una cera obtenida a partir de los desechos plásticos”, comentó Karyn Magnusson de Servicios de Ingeniería de Vancouver. “Hemos estado probando mezclas calientes desde 2008, con diferentes tipos de aditivos, para reducir la viscosidad y hacer más fácil su aplicación a bajas temperaturas. En nuestra última prueba hemos pavimentado tres tramos de carretera en la ciudad”.

“La mezcla incorpora un 20% de asfalto reciclado y el compuesto obtenido de los residuos plásticos reutilizados”, comentó Markovic. “La temperatura de aplicación bajó de los típicos 160 grados centígrados a 121 grados, lo que reduce de manera significativa la emisión de compuestos orgánicos volátiles (VOC) y de CO2, tanto en las lecturas realizadas en la planta de producción como durante la pavimentación”.

Operarios pavimentando una calle en Vancouver (Canadá) con asfalto mezclado con residuos plásticos post-consumo

Con ello se consigue un gran beneficio económico, ya que se ha comprobado una reducción del 20% en la cantidad de gas necesaria para calentar los materiales. Con el nuevo sistema los compuestos que se consiguen con los desechos plásticos también ayudan a prevenir los efectos de envejecimiento del asfalto, por lo que éste se puede reutilizar, ampliando así su vida útil. Hay que tener en cuenta que al trabajar a menores temperaturas se puede utilizar una mayor cantidad de asfalto reciclado en la mezcla final, lo que permite utilizar una menor cantidad de asfalto virgen.

“La temporada de asfaltado está llegando a su fin, pero la próxima primavera vamos a volver a realizar más pruebas y seguiremos comprobando el rendimiento de las ya realizadas”, comentó Magnusson. “Tenemos mucho trabajo que hacer todavía para evaluar este proceso, pero si las pruebas continúan confirmando los resultados obtenidos hasta ahora, estaríamos encantados de admitir esta mezcla como una opción más a tener en cuenta para pavimentar calles y carreteras. También vamos a buscar a alguien que produzca esta cera a nivel local. El material que hemos utilizado hasta ahora se ha fabricado por una empresa de Toronto, sería interesante ver cómo los residuos plásticos de Vancouver se convierten en carreteras en la misma ciudad”.

Aunque la nueva mezcla tiene un coste un 3% superior a la convencional, los desarrolladores creen que esa cantidad se reducirá a medida que el proceso se mejore y estandarice.

 

Fuente e imágenes:   gizmag

Tags: , , , , , , , , ,

Categoría: Ahorro Energético, Empresa, General, Medio Ambiente, Sostenibilidad

Deja un comentario