• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

Micro-redes inteligentes instaladas en Afganistán, por el ejército de EE.UU., preparan el camino para el uso de las energías renovables en sus campañas militares | Genera TU Energia

Una foto de la microrred de un megavatio prevista para Afganistán durante las pruebas en California. (Crédito: Dennis Simon / US Army)

Si como dicen, durante las guerras se han obtenido avances en temas de diseño, desarrollo de productos, sistemas productivos, y otros, que después han facilitado nuestra vida en los periodos de paz, confío en que esto que está haciendo en estos momentos el ejército de los EE.UU. en Afganistán en materia de redes eléctricas inteligentes, nos repercuta a todos y cuanto más rápidamente mejor.

¿Cuál es el problema que se ha intentado solucionar?

En este momento el ejército norteamericano, y cualquier otro ejército del mundo, utiliza generadores diésel para alimentar sus bases con energía eléctrica.

Esto implica el transporte del combustible, cada vez más caro por cierto, lo que conlleva mayores gastos financieros, logísticos y directamente militares, por las pérdidas en vidas humanas como consecuencia de los ataques a los convoyes de abastecimiento.

También se pretende reducir la contaminación en un país como Afganistán, asolado por la guerra.

Los soldados tienden a hacer un uso ineficiente de la energía, como hacemos todos en nuestra vida diaria.

En la base que se ha usado para las pruebas se estaban utilizando 22 generadores pequeños e independientes, lo que complicaba su mantenimiento y elevaba los gastos de combustible.

Solución que se ha aplicado a estos problemas.

En este momento y como primer paso, se ha creado una micro red eléctrica inteligente, instalando cuatro generadores diésel que pueden producir entre todos 1 MW, ya que pueden comunicarse entre sí, para producir sólo la energía necesaria en cada momento, ahorrando así gastos en combustible.

En esta micro red inteligente se incluyen controles para integrar fuentes de generación renovable, solar y eólica, y sistemas de almacenamiento de esa energía producida.

Para las pruebas desarrolladas en Afganistán, los test de la red se han realizado en sectores no esenciales para sus misiones de combate, como lavandería y cocina, en un primer momento.

¿Qué se pretende conseguir con esto?

Según indica Chris Wildman, jefe del programa Hybrid Intelligent Power, en una declaración:

“La micro red ha sido diseñada para que un soldado pueda hacer uso de ella sin preocuparse de un test previo de ésta o de si aguantará la potencia que necesita un dispositivo específico. Será enchufar y listo. Los generadores se comunican unos con otros de forma automática, se reconocen mutuamente y se controlan unos a otros sin la intervención de personal para su gestión.”

La idea del ejército a largo plazo es contar con sistemas modulares de diversas fuentes de energía combinadas, que puedan ser desplegados en situaciones de combate con total garantía de funcionamiento.

El objetivo final, evidentemente, es que las energías renovables generen toda la necesaria, salvo, claro está, algún equipo diésel de apoyo para situaciones de emergencia.

No es que me parezca la mejor idea que el ejército realice estos desarrollos, por lo que ello implica, pero también es verdad que en la situación que nos encontramos, bienvenidas sean todas las iniciativas que aceleren el uso de las energías renovables y de las redes inteligentes de distribución de la misma.

Fuente:  EcoFriend y  Green Tech