• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

Pot-in-pot sistema de refrigeración que no requiere de energía

El “Pot-in-pot” es un gran y sencillo invento basado en una tecnología que ya conocían los antiguos egipcios. Ha sido puesto al día por el profesor Mohammed Bah Abba, hijo de una familia de alfareros, y fue ganador de uno de los Rolex Awards del año 2000.

Abba vive en el norte de Nigeria, donde el 90% de la población no tiene acceso a la electricidad, y por tanto tampoco a los modernos sistema de refrigeración de alimentos, pero gracias a esta tecnología ahora se pueden conservar durante semanas sin consumir energía.

El funcionamiento es tremendamente sencillo. Consiste en colocar una vasija de barro dentro de otra y rellenar el espacio entre ambas con arena que se mantiene constantemente húmeda, cubriendo la boca con un paño húmedo también. Al evaporarse el agua, extrae el calor de la vasija interior, lo que mantiene los alimentos frescos y en buenas condiciones para el consumo.

Mohammed Bah Abba, inventor del «Pot-in-pot», observando su proceso de fabricación

Es un proceso fácil de implementar, barato, natural y evidentemente muy económico, que permite preservar frutas, verduras y otros alimentos perecederos en climas cálidos y áridos.

Esta especie de “nevera del desierto” ayuda a los agricultores de subsistencia a reducir el deterioro de sus productos, incrementando sus ingresos y limitando los riesgos para la salud de las personas de consumir alimentos en mal estado. Evidentemente, también ayuda a las familias mejorando sus condiciones de vida y su alimentación.

Abba comenta que desarrolló el “Pot-in-pot” “para ayudar a los pobres del campo con una solución barata, participativa y sostenible”, y está claro que lo ha logrado. Esto muestra que la creatividad, la comunicación, y la puesta en común de las ideas es el mejor arma con que contamos para luchar contra los múltiples problemas a los que tenemos que enfrentarnos como sociedad.

Aquí os dejo un vídeo donde podéis ver al profesor Mohammed Bah Abba y su invento en funcionamiento, aunque hay otro de mejor calidad en la web de los Rolex Awards.

Fuente:   Rolex Awards