• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

SolarChill refrigerador de vacunas con energía solar fuera de la red

SolarChill refrigeradores para vacunas alimentados con energía solar

El refrigerador solar es fruto del desarrollo e investigación del grupo de socios que pusieron en marcha el proyecto SolarChill, iniciado en 2001.

Al Danish Technological Institute, que ya había estado trabajando en un refrigerador que no necesitase baterías, se unieron Vestfrost, fabricante de refrigeradores; Danfoss, de compresores y Greenpeace, que aportó los medios económicos, aunque hay más socios que apoyan este proyecto en diversas áreas.

La tecnología de SolarChill proporciona una forma de refrigeración más segura, fiable y limpia que la de los refrigeradores que funcionan con queroseno. Evita el uso de baterías de plomo que requieren otros frigoríficos solares y es amigable con el medio ambiente, ya que tampoco usa sustancias dañinas para la capa de ozono, o que aumenten los riesgos de calentamiento global.

Enfermera Catalina Muna guarda vacunas en un refrigerador de SolarChill en el centro de salud de Iloodokilani

Existen modelos tipo arcón y verticales, y sirven también como refrigeradores domésticos o para pequeños negocios. La característica diferenciadora del SolarChill es que la energía solar se almacena en forma de hielo, y no es necesaria una batería para almacenar previamente la energía eléctrica producida. Se usa un compresor de corriente continua en vez del típico de corriente alterna de los refrigeradores normales y de otros frigoríficos solares.

Al haber eliminado las baterías, aspecto clave de esta tecnología, los aparatos tienen una vida útil estimada de 20 años, ya que carecen de dispositivos que requieran mantenimiento y compliquen su funcionamiento, cosa muy de agradecer en los países subdesarrollados.

Las placas solares generan entre 150 y 160 vatios, que congelan el agua manteniendo la temperatura entre 2 y 8 grados centígrados, permitiendo que se puedan conservar las vacunas durante 5 días con una sola carga.

Dispone de un compartimento para el hielo. El aire frío circula desde éste al de las vacunas por convección, y ayudado por un ventilador, un termostato lo pone en funcionamiento y mantiene la temperatura deseada.

SolarChill incorpora la tecnología de refrigeración Greenfreeze, medio ambientalmente amigable, desarrollada por Greenpeace a principios de los 90.

Dada su versatilidad, el refrigerador puede funcionar tanto conectado a la red eléctrica como usando cualquier tipo de energía renovable: eólica, biomasa, biodiésel y evidentemente la solar.

El primer prototipo se presentó en la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible celebrada en Johannesburgo, Sudáfrica, en el año 2002. En el 2004, en Cuba, Indonesia, Senegal y Dinamarca se realizaron pruebas de campo de la segunda generación.

En estos momentos, en el Valle del Rift, en África, están funcionando estos dispositivos que mantienen las vacunas a temperaturas adecuadas para poder luchar contra enfermedades potencialmente mortales.

En la clínica de salud de Iloodokilani, ahora pueden vacunar a entre 60 y 100 niños diariamente según la enfermera Catalina Muna, gracias a las garantías de funcionamiento que ofrece el refrigerador solar.

Refrigeradores fuera de la red eléctrica se han utilizado durante años, pero funcionan con queroseno o gas propano, equipos caros de poner en funcionamiento y de mantener, así como peligrosos para la salud y el medio ambiente por sus emisiones de gases tóxicos.

Según dijo Thomas Mbithi, ingeniero biomédico que trabaja para Total Hospital Solutions en Nairobi: “SolarChill no usa baterías, ni electricidad de la red, sino que es alimentado por energía directamente obtenida del Sol. Esta tecnología es ideal para zonas remotas y más de 20 unidades se han instalado ya en zonas áridas de Kenia, en especial en el norte y en el Valle del Rift”.

Confiemos en que se sigan instalando SolarChill y en que los beneficios que proporciona se extiendan a un mayor número de personas.

Fuente:   AlertNet |   SolarChill

Tags: Africa, Catalina Muna, Corriente alterna, Corriente continua, Danfoss, Danish Technological Institute, Frigorífico, Greenfreeze, Greenpeace, Hielo, Iloodokilani, Kenia, Países subdesarrollados, queroseno, Refrigerador, SolarChill, Thomas Mbithi, Valle del Rift, Vestfrost

Categoría: Autogeneración, Empresa, Energía, Fotovoltaica, Solar, Sostenibilidad