• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

Nuevas células solares esféricas del Instituto Fraunhofer IZM

Gracias a un gran avance en la estructura de las células solares y en las técnicas de encapsulación, llevado a cabo por el Instituto Fraunhofer IZM (Fiabilidad y Micro-integración, por sus siglas en alemán) han conseguido desarrollar células solares fotovoltaicas que pueden ser integradas en superficies tridimensionales, como las esferas.

Con una alta eficiencia, más del 20% con respecto a una célula solar convencional, están realizadas en silicio monocristalino y se reduce su riesgo de rotura al estar colocadas de forma redundante, incluso si reciben un golpe y una célula se rompe el conjunto puede seguir funcionando.

La idea es integrar en los cascos de esquiadores, ciclistas, motoristas, trabajadores de la construcción, o miembros de equipos de rescate, células solares esféricas que permitan alimentar con energía solar equipos de comunicación y de iluminación con lo que se puede mejorar la calidad de vida de los usuarios y su seguridad.

Conectar dispositivos de comunicación móviles como smartphones o reproductores de MP3, con tecnología Bluetooth con un guante con la misma tecnología que permita controlarlos y que reciba la energía que requiere para su funcionamiento por inducción, evitaría el tener que quitarse el guante para realizar o recibir una llamada. Esto que para un esquiador puede ser sólo una comodidad, para el miembro de un equipo de rescate es un gran avance que le beneficia a él y al que este siendo rescatado.

Casco de esquí con célula solar fotovoltaica esférica desarrollada por el Instituto Fraunhofer IZM

Sería posible contar con un equipo de comunicación completo, integrado, que no requiere de cables, con un mínimo peso y que además genera su propia energía. La fuente de alimentación está diseñada como una unidad compacta que consta de los módulos solares, la electrónica que la gestiona y el dispositivo de almacenamiento, lo que permite instalarla en cualquier superficie esférica como, los cascos ya indicados, mochilas, prendas de vestir, vehículos eléctricos, entre otras posibilidades.

Para mí lo más interesante del proyecto es la gran cantidad de baterías que pueden ser eliminadas del mercado al utilizar esta tecnología, ya que aunque todos estos dispositivos ya existen y funcionan, en este momento requieren de baterías que una vez consumidas son por desgracia normalmente arrojadas a los vertederos. Con este tipo de generación evitamos ese problema y aumentamos las posibilidades de utilización de estas tecnologías y de otras muchas que están por venir, se podrían añadir por ejemplo, dispositivos de calefacción así como mini-ventiladores que hiciesen más cómodas las prendas entre otros.

En este momento ya existe un prototipo de casco solar, el próximo paso es realizar pruebas de campo y rediseñarlo con la información obtenida en éstas. Se espera que para finales de año pueda salir al mercado una primera remesa de un casco de esquí alimentado con energía solar por un precio de unos 300 euros.

Fuente:    Fraunhoger IZM

Tags: Autosuficiente, Bluetooth, Células solares esféricas, Energía solar fotovoltaica, Instituto Fraunhofer, MP3, Situaciones de emergencia

Categoría: Autogeneración, Empresa, Energía, Fotovoltaica, Solar, Sostenibilidad