• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

La batería eléctrica inteligente Stem puede controlar su carga

Stem es una start-up, una compañía tecnológica de nueva creación que se distingue por su perfil de riesgo/recompensa y sus grandes posibilidades de crecimiento, que inició su andadura en la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania, y que tiene su sede en Millbrae (California, EE.UU.). Está enfocada en el análisis de datos y en temas energéticos, para ofrecer una solución novedosa y muy lógica al problema del almacenamiento de energía.

Ha desarrollado una batería para edificios comerciales e industriales, lo suficientemente inteligente como para predecir, basándose en el precio de la electricidad, cuándo debe almacenar la energía y cuándo debe liberarla. Su mercado actual es limitado, están en sus inicios, pero esta tecnología nos avanza una idea de cómo el almacenamiento y la gestión inteligente de la energía en el sitio, pueden apoyar la idea de generación distribuida, y cómo puede esto afectar al concepto de red eléctrica actual.

En resumen, el propietario de un edificio puede ahorrar en su factura eléctrica, entre un 5 y un 15%, mediante el análisis de sus tendencias de consumo, sin variar su comportamiento y sin mejorar la eficiencia en su utilización. Sólo comprando energía cuando es más barata y utilizándola en los momentos pico, cuando su coste es más alto. Esto se consigue combinando el análisis de grandes cantidades de datos con el almacenamiento energético en el sitio.

Las baterías inteligentes Stem no están destinadas sólo a almacenar energía como fuente de reserva, digamos a lo bruto. En su lugar, y gracias al software con que cuentan, son parte de un sistema diseñado para permitir que un edificio consuma la energía más barata disponible en un momento concreto, provenga ésta de las baterías Stem, o de la red eléctrica.

El sistema utiliza algoritmos adaptados de la industria financiera para predecir el consumo eléctrico del edificio en cada momento, basándose en múltiples datos como informes meteorológicos, temperatura interior/exterior, número de personas que hay en el edificio, estado de ventanas y puertas, entre otros muchos.

“Esto no era posible hace cinco o seis años. En cada instalación realizaremos, literalmente, millones de cálculos al día”, asegura el fundador y vicepresidente ejecutivo de Stem, Brian Thompson. La mayoría de los análisis se realizarán a través de Internet, y los datos se enviarán a un ordenador instalado en el sitio que utiliza técnicas de aprendizaje para mejorar sus previsiones. Las baterías Stem son versiones menos complejas de las de iones de litio, que se utilizan actualmente en los vehículos eléctricos, dependiendo su tamaño del número de unidades utilizadas, pero puede ser tan reducido como un frigorífico o un lavavajillas pequeño, esto para un edificio comercial.

Baterías situadas en los edificios industriales y comerciales añadirían capacidad de almacenamiento a la red eléctrica convencional. Esto haría a las redes eléctricas más fiables y permitiría una mayor utilización de energías renovables intermitentes, como la solar y la eólica. Las compañías eléctricas han comenzado a utilizar baterías para amortiguar las cargas de la red, pero no son de uso generalizado debido a su coste, normalmente por sus grandes tamaños.

Es de esperar que esta tecnología llegue también a los hogares, ya que en un principio tenían pensado combinarla con placas solares fotovoltaicas instaladas sobre tejado. Sería una forma perfecta de acercarnos a la independencia energética, y de evitar los esfuerzos puntuales que soportan en estos momentos las redes eléctricas para cubrir los momentos pico de consumo.

“A medida que bajen los precios de las baterías, de los sistemas de computación, del análisis de datos y del ancho de banda, veremos este tipo de dispositivos en todos los edificios del mundo, quizá en veinte o treinta años”, indica Thompson. “Este tipo de sistemas de almacenamiento nos permitirá acceder a un futuro 100% renovable”.

Sólo nos queda decir que esperemos que sea antes de ese plazo, y que les deseamos el mayor de los éxitos.

Fuente e imágenes:   MIT Technology Review   y   Stem

Tags: Ahorro económico, Almacenamiento de energía, Batería inteligente, Energía eólica, Energia solar, Generación distribuida, Independencia energética, Renovables, Sistemas de gestión y almacenamiento energético, Stem

Categoría: Ahorro Energético, Empresa, General