• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

SiGNa generación de hidrógeno para alimentar pilas de combustible

¿Qué pueden tener en común los amantes a las actividades al aire libre, cargados de gadgets, con los habitantes de pueblos remotos sin acceso a la electricidad en los países subdesarrollados? Pues que relativamente pronto podrían estar usando la misma tecnología limpia de generación eléctrica basada en el hidrógeno, desarrollada por una pequeña empresa química privada de los EE.UU., SiGNa Chemistry.

Esta empresa recientemente recibió 100.000 dólares por parte de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los EE.UU. (USAID), para acelerar el desarrollo de su tecnología de generación portátil a partir del hidrógeno.

“Hemos recorrido un largo y duro camino para ofrecer un dispositivo fiable on/off de generación basado en el hidrógeno, pero al fin lo hemos conseguido” comentó Michael Lelenfeld, CEO de SiGNa Chemistry.

El hidrógeno es una fuente de energía renovable limpia, libre de emisiones, pero obstáculos logísticos relacionados con consideraciones tales como la necesidad de tanques de alta presión, entre otras, han obstaculizado su avance en el mercado masivo.

Ciclo de vida del Siliciuro de Sodio (NaSi) desarrollado por SiGNa, desde los materiales a partir de los que se obtiene hasta el hidrógeno y los residuos que genera en un sostenible proceso «cradle to cradle»

La solución de SiGNa utiliza siliciuro de sodio (NaSi) para producir hidrógeno en tiempo real con el que alimentar una célula de combustible a presiones menores a las que nos encontramos en una lata de refresco. El siliciuro de sodio es un polvo estable, no inflamable, que se obtiene a partir de materiales baratos y abundantes y que reacciona instantáneamente con el agua (o con soluciones acuosas, como la orina) para producir hidrógeno. Además del gas se obtiene como residuo, silicato de sodio, que puede ser reutilizado como materia prima principal en diversos procesos industriales. Esto crea un proceso “cradle to cradle” (de la cuna a la cuna) eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Además es un sistema mejor que el que usa sodio puro, y más seguro que otros materiales, ya que no se almacena el hidrógeno.

Las actividades de SiGNa se centran en el desarrollo de los cartuchos de siliciuro de sodio, que están diseñados para integrarse en cualquier sistema de pila de combustible, que es el que finalmente genera la electricidad, aunque la compañía ha desarrollado su propia célula de combustible con fines de demostración.

Dispositivo generador portátil a partir del hidrógeno, PowerTrekk de SiGNa y myFC

SiGNa cuenta con tres productos principales, y el más cercano al mercado es el PowerTrekk, que esperan esté a la venta para el próximo agosto. El PowerTrekk está diseñado para trabajar en cualquier lugar y suministrar energía a dispositivos electrónicos y eléctricos que no requieran de más de 4 watios de potencia, por ejemplo, teléfonos móviles, cámaras fotográficas, iPods, sistemas GPS y PDAs, etc. Cada cartucho de combustible proporciona 4 horas de energía y cuesta menos que un paquete de cuatro pilas AA. Los cartuchos están fabricados con materiales sostenibles y son totalmente reciclables.

El PowerTrekk está diseñado en colaboración con la compañía sueca “myFC”, el dispositivo 2 en 1 está formado por una pila de combustible y los cartuchos reemplazables de siliciuro de sodio. Cada cartucho de combustible pesa 30 gramos y no tiene tiempo de caducidad.

DPS 300 generador eléctrico a partir del hidrógeno, a la izda. de la imagen, de SiGNa alimentando a diversos aparatos eléctricos y electrónicos

SiGNa también esta desarrollando el DPS 300, un generador de hidrógeno que proporciona electricidad de manera similar a un generador diésel convencional o a un sistema de baterías, pero con mayores ventajas. El usuario, como en el dispositivo anterior, sólo tiene que añadir agua para que los cartuchos de siliciuro de sodio produzcan hidrógeno con el que alimentar la pila de combustible. Según la empresa es seis veces más barato, mucho más ligero y más pequeño que un sistema de baterías que ofreciese la misma potencia. Se puede proporcionar energía a cualquier dispositivo que requiera de menos de 300 vatios, cortacéspedes, ordenadores, sistemas de depuración de agua, refrigeradores, sistemas de iluminación LED, etc. El dispositivo es muy resistente, puede soportar temperaturas entre -10 y +50 grados centígrados, lo cual lo convierte en una solución ideal para personas que viven en áreas remotas fuera de la red red eléctrica.

Bicicleta eléctrica PEDEGO desarrollada en colaboración con SiGNa con generador eléctrico a partir de hidrógeno que alarga sustancialmente su autonomía

Los ciclistas también pueden disfrutar de esta tecnología, pues la compañía ha desarrollado una bicicleta eléctrica en asociación con Pedego Electric Bikes. El sistema de alimentación, denominado “extensor de rango”, produce hidrógeno de manera instantánea alimentando a una pila de combustible con la que generar más de 200 vatios. El combustible se almacena en ligeros cartuchos intercambiables en caliente de 0,68 kilos. El exceso de energía producida se almacena en una batería de litio para su utilización cuando sea conveniente. Esta tecnología incrementa la autonomía de una bicicleta eléctrica estándar, alrededor de 32 kilómetros sin pedalear, a más de 96 con un sólo cartucho.

Fuente:   gizmag

Tags: Batería de litio, Bicicleta eléctrica, Células de combustible, cradle to cradle, de la cuna a la cuna, DPS 300, EE.UU., Energía renovable, Fuera de la red, Gadget, Hidrógeno, myFC, NaSi, Países subdesarrollados, PEDEGO Electric Bikes, Pila de combustible, PowerTrekk, Producir hidrógeno, Reciclaje, SiGNa Chemistry, Siliciuro de Sodio, Sostenibilidad, USAID

Categoría: Autogeneración, Empresa, Energía, Gadgets, Generación de Energía, General, LED, Medio Ambiente, Sostenibilidad