• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

Centro de datos sostenible de Google refrigerado con hielo

Gracias a un sistema de almacenamiento térmico, el nuevo centro de datos de Google en Taiwan se enfriará durante el día con el hielo producido por la noche, cuando el precio de la electricidad es menor. Los sistemas de almacenamiento térmico básicamente son baterías que utilizan hielo o refrigerantes líquidos, pero relacionados con los sistemas de aire acondicionado.

Este concepto de almacenamiento de energía no es nuevo, ya escribimos aquí sobre él en la entrada dedicada al “ICE BEAR”, pero será la primera vez que Google utiliza esta tecnología, que además equilibra el uso de la red eléctrica al utilizar una gran cantidad de electricidad por la noche, cuando los picos de consumo son mucho más bajos.

El nuevo centro de datos utilizará hielo para refrigerar las instalaciones, de manera similar a como lo hace un sistema de aire acondicionado convencional, pero evitando el uso de las bombas para comprimir los gases, ahí es donde se produce el ahorro eléctrico que, según estiman en Google, alcanzará un 50% con respecto a un centro de datos convencional.

Esta instalación ocupará 15 hectáreas en el condado de Changhua (Taiwan), requerirá de una inversión de 300 millones de dólares, y estará operativa para la segunda mitad de 2013. Será una de las tres que tiene previsto realizar Google, según anunció el pasado Septiembre, para impulsar la infraestructura de la compañía en la zona Asia Pacífico. Las otras se realizarán en Hong Kong y Singapur.

Como ya hemos escrito en más de una ocasión por aquí, no se trata tanto de producir más y más energía, sino de utilizar de manera más lógica y eficiente la que ya tenemos a nuestra disposición y éste es un buen ejemplo de ello.

Fuente:  Data Center Knowledge

Tags: Ahorro económico, Ahorro energético, Almacenamiento de energía, Almacenamiento térmico, Batería, Centros de datos, Google, Hielo, Taiwan

Categoría: Ahorro Energético, Empresa, General, Sostenibilidad