• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

Producir hidrógeno a partir de aguas residuales

Samuelsen, primer plano, y Brouwer del NFCRC

Si esto es así, que parece que sí, deberíamos de empezar a decir: ¿Residuos? Sí, gracias.

Científicos de la Universidad de California-Irvine, logran crear combustible ecológico, calor y electricidad a partir de aguas residuales.

La tecnología ha sido desarrollada por el Centro Nacional de Investigación en Pilas de Combustible (NFCRC por sus siglas en inglés) de la Universidad de California-Irvine y sus socios, la empresa FuelCell Energy Inc., que desarrolla plantas energéticas libres de emisiones, y Air Products & Chemicals Inc., mayor productor mundial de hidrógeno y otros gases industriales.

Según Jack Brouwer, Director Asociado de dicho Centro, “esta nueva tecnología va a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el smog y aumentará la calidad de vida en el Sur de California”.

Aunque yo confío en que esto ocurra también a nivel mundial, claro.

Tras diez años de investigación dirigida por el Sr. Brouwer, ésta ha dado sus frutos en un proyecto de vanguardia en el distrito sanitario del Condado de Orange, en Fountain Valley.

Un generador de pila de combustible, de manera continua, simultanea y muy eficiente, convierte el gas obtenido de los biodigestores de aguas residuales en hidrógeno para alimentar vehículos con cero emisiones, en electricidad y calor.

A partir de este mes los conductores podrán recargar sus vehículos con hidrógeno obtenido con este procedimiento, en la estación situada en la Avenida Euclid, en la salida de la autopista 405.

Jack Brouwer del NFCRC

Para 2015, varios fabricantes de vehículos han anunciado la salida al mercado de más automóviles que funcionaran con hidrógeno. La utilización de este combustible producida de manera local, aumentará la oferta y reducirá los costes de producción de éste, haciéndolo más competitivo con respecto a otros combustibles verdes.

Según Scott Samuelsen, Director del Centro Nacional de Investigación en Pilas de Combustible, “esto es un cambio de paradigma. Vamos a ser verdaderamente independientes y a dejar de ser rehenes de otros países, en el tema de los combustibles. Esto es el epítome de la sostenibilidad, ya que estamos usando los desechos humanos para transformarlos en combustible para el transporte y en electricidad. Es la primera vez que se ha hecho algo así”.

Según Brouwer, un tercio de los coches de los EE.UU. podría llegar a funcionar gracias al biogás que se obtendría de los desechos, tanto humanos como vegetales y de otros residuos renovables.

Los residuos son almacenados en grandes tanques de hormigón de los que se obtienen gases, principalmente metano. La mayor parte del metano de la planta de procesamiento del Condado de Orange, se filtra y se utiliza para producir electricidad o calor. Ahora, con esta nueva tecnología, también se podrá obtener hidrógeno para alimentar a los vehículos.

Las pilas de combustible son como baterías gigantes. El generador utiliza catalizadores químicos para separar los átomos de hidrógeno de cada molécula de metano. Gran parte de éste se transforma en los 300 kilovatios de electricidad que genera la planta, y una parte será desviado y canalizado hacia la estación que surtirá a los vehículos con pilas de combustibles más pequeñas, que a su vez lo transformarán en electricidad para su funcionamiento.

El gerente de Air Products & Chemicals Inc., Ed Heydorn, comenta: “Esta instalación va a mostrar cómo funciona esta tecnología y es otro paso adelante para nuestra empresa, de cómo producir y comercializar el hidrógeno”.

Todo suena un poco o bastante a ciencia ficción; parece demasiado bonito para que sea cierto. Pero está claro que hay mucha gente, muy importante y con grandes intereses detrás del proyecto, por lo que confiamos en que esta tecnología sea eficaz, económicamente viable y que su uso se extienda por todo el mundo. Y que no vayamos a terminar peleándonos por ella, como hacemos con el petróleo.

Fuente:  Universidad de California-Irvine

Tags: Air Products & Chemicals Inc., Biodigestores, Biogás, Centro Nacional de Investigación en Pilas de Combustible, Ed Heydorn, Efecto invernadero, Fountain Valley, FuelCell Energy Inc., Hidrógeno, Jack Brouwer, Metano, NFCRC, Pila de combustible, Scott Samuelsen, Smog, Universidad de California-Irvine

Categoría: Biogás, Empresa, Energía, Generación de Energía, Medio Ambiente, Sostenibilidad