• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur

Primera instalación solar industrial para autoconsumo en España

La empresa Bopla, fabricante de envases plásticos, acaba de poner en marcha la primera instalación solar fotovoltaica para autoconsumo instantáneo industrial en España, en su fábrica de Les Franqueses del Vallès (Barcelona). La empresa de energía solar, SolGironès, ha sido la encargada de realizar la instalación.

Ésta tiene una potencia de 100 kW y tendrá una producción estimada de 162.800 kWh anuales de energía limpia en el sitio. Cuenta con 529 placas solares LDK 225P-20, que hacen un total de 119.025 kWp, y seis inversores SMA Sunny Tripower, cinco 17000TL y uno 15000TL.

La granja solar ha requerido de una inversión de 200.000 euros, y sus responsables estiman que estará amortizada en un periodo de entre 5 y 7 años, y que en 15 habrá proporcionado a la empresa unos ahorros en sus facturas eléctricas de más del 250% de la inversión inicial. Bopla fabrica 80 millones de envases de plástico al año, y la electricidad que produzca esta huerta solar le permitirá reducir de manera significativa sus costes energéticos que suponen el 10% de los costes de producción. El director general de la empresa, Santi Puig, se lamenta de que “la actual normativa del Gobierno en materia de autoconsumo eléctrico limita la capacidad de estas instalaciones a 100 kW de potencia”.

La gran diferencia y singularidad entre las plantas solares fotovoltaicas habituales y las plantas de autoconsumo instantáneo es que la instalación no se conecta a la red eléctrica, sino que lo hace dentro de la red interna de la empresa o vivienda, reduciendo directamente el consumo energético y la contaminación atmosférica. Esto supone un gran avance en materia de ahorro, sobre todo para las empresas, pues por fin se ha encontrado un sistema de ahorro constante definitivo y seguro, que repercute directamente en el ahorro de la factura eléctrica mensual, ya que las instalaciones se calculan y dimensionan específicamente según los consumos de cada cliente. Por ello no se vierte electricidad a la red, y por lo tanto ésta no tiene que ser vendida.

Con este tipo de granjas solares los kWh generados por la instalación de autoconsumo instantáneo no subirán nunca de precio, y las empresas podrán saber desde el primer día de su funcionamiento el ahorro económico que obtendrán.

También es importante el ahorro en emisiones contaminantes, pues cada instalación de 100 kW permitiría que las centrales nucleares, hidroeléctricas, o termoeléctricas dejaran de emitir a la atmósfera 44 toneladas anuales de CO2 (según el mix energético de 2011) para fabricar esa energía eléctrica. Hay otro ahorro muy significativo a tener en cuenta, como es el 10% que se pierde en el transporte de la energía, cosa que no ocurre en una instalación de este tipo. Y es que la vía del autoconsumo, que aún así todavía requiere de más normativa para su despegue definitivo en España, se abre paso, poco a poco, como una solución para el sector fotovoltaico y para ayudar a alcanzar la independencia energética de los consumidores, o mejor dicho “prosumidores”.

Fuente e imágenes:   SMA Solar Technology   –   SolGironès

Tags: Ahorro económico, Autoconsumo instantáneo, Energia solar, España, Granja solar, Independencia energética, Instalación solar sobre cubierta, Inversores, Módulos solares fotovoltaicos, Prosumidor, SMA

Categoría: Empresa, Energía, Fotovoltaica, Generación Distribuida, Solar